Compartir

Editorial

Publicado por Citerior Noviembre 24, 2018

La irrupción de lo femenino

En el marco del conflicto social que se observa en Chile en la actualidad, uno de los fenómenos más llamativos es el que han protagonizado miles de adolescentes y jóvenes del sexo femenino, que han copado las calles para demandar sus derechos de género, en todo orden,- particularmente en el trato abusivo y discriminatorio del que se sienten víctimas en el plano del vejamen sexual.

De la mano de una novedosa creación coreográfica ideada por un colectivo femenino de Valparaíso ( Las Tesis), cientos de jóvenes han plasmado una representación que encara y culpabiliza directamente al Estado opresor ( la policía) del abuso y derechamente en algunos casos, de violación (“El violador eres tú..”).

Un espectáculo sorprendente e inédito en una sociedad como la nuestra. Sorprendente, porque lo que se entreteje en el movimiento feminista en el mundo no es sólo una cuestión de exigir un mejor trato y enfrentar decididamente al “machismo” en todas sus expresiones.

Se trata más bien de reivindicar la cuestión del “género” y el conflicto de “identidad” que ello supone. Esto es, en el discurso de la manifestación callejera femenina  se esconde un grito de rebeldía más profundo, que articula demandas y aspiraciones que se vienen fraguando lentamente en nuestra sociedad.

En abril de 2019, estuvo de visita en Chile la filósofa Judith Butler. Junto con la española Beatriz Preciado ( hoy Paul Beatriz Preciado), Butler es una de las autoras que ha contribuido mayormente a redefinir la teoría del género, contribuyendo a profundizar la investigación académica sobre el feminismo, así como sus aportes explorativos respecto del movimiento “queer” ( identidad sexual no binaria), y en general sus reflexiones sobre el fenómeno denominado “performatividad de género”, temas de gran difusión en Estados Unidos y Europa. (El género en disputa, 1990)

Pero también Butler se ha pronunciado acerca de la protesta social en Chile. Piensa, que en el caso de las jóvenes, “ las protestas estudiantiles también están basadas en un análisis, ya que los estudiantes comprenden que Chile ha sido el experimento del neoliberalismo y que el neoliberalismo cierra el horizonte para los jóvenes.”

De esta forma, concluye Judith Butler, que “ los estudiantes están luchando por su propio futuro y por el futuro del mundo”.

Si se toman en consideración las manifestaciones estudiantiles de los años 2006 y 2011; las tomas femeninas de colegios y universidades de los últimos meses; el rol activo de las organizaciones estudiantiles lideradas por mujeres y la permanente presencia de organizaciones femeninas que impulsan el debate por reformas al sistema imperante, que se manifiesta en todos los planos de la actividad nacional( paridad de género), no cabe duda que estamos en presencia de un movimiento femenino  de raíz cultural, que clama por ganar sus espacios de participación en la institucionalidad futura del país.

 

Paulino Ramírez Quintana, Director Editor Portal Citerior